Tipo de MBA: Master MBA Internacional

Puede que seas de uno de esos estudiantes privilegiados que pudiste hacer una beca Erasmus en cualquier ciudad europea, y ahora quieres seguir formándote a nivel internacional.

Quizá aspiras a mucho más y quieres comenzar a trabajar en una de esas empresas multinacionales que tanto ves y escuchas en los medios de comunicación.

O puede que te guste concatenar palabras y después buscar si existe ese tipo de estudio que te acabas de inventar. Por ejemplo, el master universitario en gestión internacional de la empresa (MBA in international management).

En cualquiera de los tres casos, el MBA Internacional es tu solución. Porque ya su propio nombre lo indica; y tener el conocimiento de herramientas aceptadas de manera global es una forma de abrirte las puertas por todo el mundo.

Muchas de las universidades y escuelas de negocios lo ofertan como una marca de calidad, pero quizás no tengas del todo claro que es un MBA Internacional y qué diferencias hay con los otros MBA.

Veamos todos los detalles.

¿Qué es un Máster Internacional MBA?

Enfocado con una planificación y un programa especializado en herramientas, conocimientos y habilidades, lo que aprendas en el MBA Internacional te va a servir en todo el mundo.

Te va a servir, claro, en términos de gestión y administración empresarial, que es la base fundamental de cualquier Master of Business Administration.

Este Máster MBA y el comercio internacional van ligados de la mano. Amplias tus horizontes para ver el mapa al completo, al detalle, y saber cómo poder gestionar una empresa con alcance multinacional.

Desarrollas todas las aptitudes necesarias para que tus trabajadores de la compañía que están en cualquier punto del planeta sean competentes, comprendiendo su cultura y la manera en como debes tratarlos también ante situaciones de crisis.
En muchas escuelas de negocios el MBA Internacional ofrece una doble titulación, ya que uno de los mayores alicientes de éste es que vas a cursarlo en dos o más localizaciones distintas.

El MBA Internacional está pensado para aquellos directivos, gestores, empresarios y técnicos que desean ampliar sus conocimientos sobre el sistema cambiante y global de las diferentes áreas de dirección.

También para aquellos estudiantes recién titulados que buscan la manera de ampliar horizontes profesionales a nivel global. Además de conseguir experiencia práctica y una competitividad sólida a nivel internacional.

Hay que tener en cuenta que, aunque ya se ha normalizado en la mayoría de estudios, el conocimiento del inglés es fundamental para poder desarrollar este MBA. Y si aprendes más idiomas, más fácil lo tendrás.

Diferencias entre MBA y MBA Internacional.

No hay demasiadas diferencias entre el MBA y el MBA Internacional. Pero por si quieres hacerte una idea más concreta, te dejamos una lista:

  • Carácter Internacional: su enfoque específico lo hace idóneo para aquellos que tengan inquietudes de trabajar por todo el mundo y desarrollar las características que lo pueden hacer un buen gestor en cualquier punto del planeta.
  • Diversidad del alumnado: muchas escuelas de negocios y universidades tienen convenios con otras de muchos lugares del planeta.
    Esto permite que puedas pasar una temporada estudiando allí también, o que los compañeros de otros países vengan a España para continuar cursando el máster.
  • Doble titulación: te ofrece la posibilidad de irte durante un tiempo determinado a estudiar a otra escuela de negocios, logrando así también su prestigiosa titulación y agrandar tu CV.
  • Coste económico: si ya es suficiente caro un MBA, imagínate el incremento del coste con las estancias y viajes en otros países. Por suerte, muchas escuelas de negocio ofrecen becas.
  • Requisitos de admisión: para poder cursar un MBA Internacional vas a necesitar mucho conocimiento en idiomas, superar pruebas aceptadas a nivel multinacional y demostrar tu adaptación a los cambios.

Hacer un MBA Internacional te da mucho prestigio, tanto a nivel personal como profesional. Sin embargo, debes tener muy presente la gran dedicación que necesita por tu parte; esto significa que no estarás muy en contacto con tu familia y amigos.

¿Para qué cursar un MBA Internacional?

Supongo que la primera pregunta que deberías hacerte es por qué cursar un MBA, a secas. Una vez que la has resuelto a favor, deberías reflexionar sobre ésta y pensar si lo de la lista anterior te vale la pena.

También es importante saber a qué deseas aspirar, qué tipo de negocio pretendes llevar o las oportunidades que te van a brindar una vez obtenido.

Debes tener presente que con la competitividad internacional que existe, toda PYME o negocio que pueda abrirse al mercado global va a ganar mucho. Y más importante es saber cómo hacerlo: con un máster MBA Internacional.

También es un máster ideal para los de vida solitaria y nómada, dispuestos a cambiar de destino de trabajo en función de las necesidades de producción de la compañía en la que trabajan. Adaptarse a nivel mundial es un plus en tu currículum.

Conocer las últimas tendencias de comercio y marketing digital de Estados Unidos te permitirá importarlas aquí antes que nadie, siendo un directivo pionero e innovador al avanzarte a las modas venideras.

Cómo posicionar una marca en el mercado global, cómo realizar contratos con empresas del otro lado del charco, evaluar las opciones de fusión y estudiar análisis estratégicos externos son cosas que aprenderás en un MBA Internacional.

Abrirte al mundo, ampliar fronteras y ser capaz de lanzar currículums a ofertas de trabajo sin que la barrera formativa o idiomática te lo impida es una ventaja frente al resto de competidores.

Y el MBA Internacional es el estudio idóneo para ello, para que tú seas dueño de tu vida y que puedas elegir dónde y en qué trabajar. O, al menos, en la medida de lo posible.

Toda universidad o escuela de negocios oferta al menos un Máster Internacional, y constantemente están negociándolo con otras academias internacionales para que sea el mejor, el que mejores intercambios ofrece.

Estudia todas tus oportunidades con detenimiento. Sé consciente de que te va a tocar practicar la lengua de Shakespeare y que vas a poder viajar para aprender nuevas habilidades, conocimientos y culturas

Ir arriba